Sábado por la tarde. No hay mucho qué hacer en casa, excepto descansar, así que decido ver una película de Netflix con mi familia. Busco alguna comedia romántica, film inocentes que no bajen mi preciada vibración.

De repente veo “Los agentes del destino” (Destino oculto en España), donde sale Matt Damon. Es extraño, nunca la había escuchado, aunque es del 2011. Pienso, en mi tierna inocencia, que no será muy buena pues no es muy famosa. Miro a mi hija, impaciente por entretenerse y a punto de llorar. Está decidido: la veremos.

El comienzo es normal, no atrapa pero tampoco aburre, hasta que unos misteriosos señores con traje y sombrero resultan ser… ¡los ángeles del destino! Honestamente, es lo último que esperaba ver en una película de Netflix un sábado por la tarde.

-SPOILER-

A continuación voy a revelar toda la trama de la película, si quieres verla antes pasa directamente al fin del spoiler, aunque a lo mejor, si no lees este párrafo nunca la verás.

Resulta que David Norris (Matt Damon) es un joven y prometedor aspirante al senado  (algo así como el Albert Rivera español….), al que ponen una trampa y cae en un escándalo que lo deja fuera de ganar unos días antes de las elecciones.

La noche de los resultados, triste y abatido, minutos antes de dar el discurso donde reconoce su derrota, conoce en el baño del lugar (!) a una misteriosa chica de la que lógicamente se enamora. Ella tiene que salir corriendo cual Cenicienta y nunca más sabrá de ella.

Aunque… el encuentro inspira el discurso de David, renace de las cenizas, y en la siguiente escena aparece el hombre del sombrero (ángel del destino), con unas instrucciones: “empújalo para que se tire el café encima antes de tomar el autobús”.

Pero resulta que los ángeles también tienen sueño, así que se duerme en el banco del parque y David sube triunfal al autobús. Allí se encuentra de nuevo con Elise (la Cenicienta del baño…), el amor resurge y los ángeles del destino se empiezan a enojar.

David no puede casarse con Elise. Sus planes de vida son diferentes, sólo debían tener un encuentro que los inspirara y separarse. Ambos han tenido infancias difíciles, que los empujar a conseguir grandes objetivos de adulto, pero si se casan el vacío desaparecerá y David nunca será presidente de los Estados Unidos.

Entonces la magia del amor aparece, él se resiste a ese plan y la busca, los ángeles se resisten a que él incumpla su misión de ayuda al planeta e intentan por todos los medios separarlos.

-FIN DEL SPOILER-

La película me encantó, no sé si porque es raro que haya historias tan parecidas a los casos que veo en mis cursos y terapias, con planes maestro, vidas alternativas, “causalidades” y ángeles. Así que es hora escribir lo que estás esperando, qué tan veraz es la película…


SOBRE LOS ÁNGELES DEL DESTINO

No es cierto que ellos estén tan encima de nosotros, provocando cambios de rumbo al tirar tazas de café o provocar cambios de domicilio (ver la peli…). Estas “casualidades” sí ocurren, y es veraz que suceden de acuerdo a nuestro plan de vida, pero es la propia energía la que actúa de forma inteligente y automática.

Los ángeles intervienen en nuestra vida, pero no a cada instante. Existen unas Leyes Universales que están por encima de la ciencia que los humanos conocemos, y de las que se derivan los principios que rigen la conexión entre humanos y ángeles. Por ejemplo la 8ª Ley Universal MANDATO, que dice la creación tiene que ser expandida y protegida, siempre bajo un equilibrio. Por eso en las familias suele haber un miembro que destaca mucho y una oveja negra.

O la 4ª Ley Universal VIBRACIONAL, que explica todo vibra. Si tu plan de vida es morir a los 60 años, y vas a tener un accidente muchos años antes, ellos intervendrán porque el equilibrio se va a romper. Si una persona va a lanzar una bomba atómica y no está permitido para el equilibrio de la Tierra en ese momento, ellos intervendrán, como he explicado en algunos libros.

Ahora bien, si tu equilibrio y plan de vida es aprobar un examen de acceso a la Universidad, estudiaste mucho pero en ese momento la persona de al lado tiene envidia y te lanza malos pensamientos que te ponen nervioso, ellos tienen permiso para poner una figura geométrica a tu alrededor que te proteja.

En resumen, ellos intervienen en momentos puntuales, pero tú tienes libertad de movimiento para equivocarte en lo que se llama un… Rodeo.

RODEOS

La vida es un laberinto, donde vas eligiendo caminos hasta llega al mismo final. Si te casas con la persona equivocada darás un rodeo, luego te divorciarás y habrás perdido unos años (si es que realmente el divorcio no estaba en tu plan de vida, que a veces sí…). Y si aguantas toda la vida no pasa nada, en la siguiente encarnación de nuevo tendrás la opción de elegir el camino correcto hacia el mejor final. El mundo no se acaba nunca, sólo pierdes el tiempo.

Pero, ¿y si del camino que tome esa persona depende el de muchas otras? Por ejemplo el protagonista de la película, que será un futuro gran presidente de USA (orgullo patrio a todo lo que da, por cierto…). Entonces el equilibrio del planeta peligra y sí, los ángeles tienen todo el derecho del mundo de guiar a esa persona e interferir en su vida.

FORMA FÍSICA DE LOS ÁNGELES

En varios artículos he hablado de la forma física de los ángeles, como son más alto que los humanos, sí llevan alas y van vestidos como guerreros de la luz, con armaduras y ornamentos. Es obvio que no son como en la película, con trajes de Armani y sombreros de los 70’s.

Aunque, en algunas ocasiones sí pueden tomar forma humana, para dar mensajes o simplemente por gusto. A veces se sientan en un parque como humanos normales, a observar y deleitarse en primera persona de la creación.

HISTORIAS REALES

Voy a terminar este artículo con ejemplos reales que he visto en mis eventos donde se mezcla el plan de vida con los ángeles, el primero lo explico en mi libro “Las enseñanzas de los ángeles I”

CASO 1: PLAN DE VIDA INCOMPLETO EN OAXACA

Llegó a mi consultorio una mujer cansada, indecisa. Su exmarido llevaba años tratando de regresar con ella y no sabía qué hacer. Cuando los ángeles hablaron mi corazón sonrió:

“Hija mía, tu plan de vida era casarte con él, tener un hijo y divorciarte”.

La respuesta de la mujer no se hizo esperar. Yo di un gran brinco de la silla.

  • Ahora entiendo… Nos casamos, me embaracé y tuve un aborto.

¿Qué? Los ángeles tuvieron que contenerme para que no dijera la siguiente frase por ellos:

“Así es hija. No habéis cumplido vuestro plan de vida, por eso él te busca con tanta insistencia. Si regresas con él tendréis un hijo y después os divorciaréis”.

CASO 2: DE LA MÚSICA AL DISEÑO

En un curso acudió una jovencita estudiante de diseño gráfico. No le gustaba, pero su madre le dijo que si lo estudiara porque era una profesión con futuro. No sabía qué hacer con su vida.

Cuando el ángel le reveló que su plan de vida era ser música, yo le transmití el mensaje a su tía, la hermana de su madre, que vino con la joven. Estas fueron sus palabras:

  • ¿Queeeeé? ¡No lo puedo creer! ¡Yo lo sabía! Cuando vino al mundo mi sobrinita, vi que nació el mismo día que un músico famoso, y me imaginé que su misión era la música. Quise meterla a clases de música desde pequeña, pero su madre no quiso.

Pero no estaba todo perdido. Los ángeles dijeron la última palabra:

“No te preocupes. Enfoca tu vida al diseño en la música. Une los dos conceptos y serás feliz”.

CONCLUSIONES

La vida son caminos, que nosotros decidimos, pero ya están marcados desde antes, en base a nuestras experiencias pasadas. A veces tenemos ayuda para seguir el correcto, a veces tenemos ayuda y la despreciamos. A veces la vida es salirte del camino para encontrar un atajo.

La película da para varios artículos, pero me gustaría que vosotros, queridos lectores, la vierais. Y luego mandéis vuestras preguntas a info@joanguzman.es Así iremos ampliando información…

Sobre el guión del film, tenemos de nuevo al visionario Philip Dick detrás, autor de libros que en los últimos tiempos han sido adaptados exitosamente al cine: Blade Runner, Minority Report, Total Recall.

Hay un libro sobretodos los demás que me llama mucho la atención de Philip Dick. El protagonista descubre que la verdadera realidad es…

Mejor otro día continuamos, ¡hasta la vista!