Si todos tenemos ángeles que nos cuidan, por qué no somos ricos.

Esta pregunta, que puede parecer un poco absurda, se la formulan muchas personas en el mundo. Si todos tenemos un ángel que nos cuida y protege, ¿por qué no nos da lo mejor? ¿Por qué no somos todos felices y ricos?

Es una cuestión legítima, que en cuanto se profundiza resulta ser muy reveladora…

LA PLENITUD DEL SER

Lo primero que deberíamos preguntarnos es de qué depende una persona sea rica. Y la respuesta es: tu mundo interior. Las creencias que hayas desarrollado sobre tus aptitudes, valía y merecimiento en vidas pasadas, son la que ahora te aportan más o menos abundancia.

Si permites que el amor fluya por tu cuerpo, hacia ti y hacia los demás, tendrás abundancia. Pero si lo sustituyes por odio, rencor, injusticia, depresión, el amor y la abundancia se va cerrando poco a poco…

En mi consulta, he visto personas que nunca tenían dinero ni un trabajo duradero porque arrastraban una falta de autoestima desde la infancia, expresado a través de una pésima relación con su padre, que cuando solucionaron les aportó un gran impulso económico. A veces se expresa a través de la madre o en una indecisión permanente sobre qué estudiar o trabajar.

LOS 7 PRINCIPIOS QUE RIGEN EL CONTACTO ENTRE ÁNGELES Y HUMANOS

Estas leyes espirituales que dirigen la “realidad” material de la humanidad, también afectan al contacto entre ángeles y humanos. En concreto el PRINCIPIO 2 ARMONÍA, nos explica que los ángeles solo pueden interferir cuando tus acciones están en armonía con tu plan de vida.

Es decir, si en tu plan de vida está que trabajes la autoestima y el perdón a través de una mala relación con tu papá, que derive en carencias económicas, el ángel no puede darte abundancia por mucho que le estés pide y pide dinero cada mañana. Más bien deberías pedirle claridad para entender tus bloqueos internos, el por qué no te amas lo suficiente.

Pero claro, esto no te lo dicen las religiones ni te lo enseñan en las escuelas. Siempre nos han dicho que el destino de una persona no está en sus manos, que los dioses o el azar lo guían. Que pidas a Dios o los ángeles y si te portas bien y eres un niño bueno, al final se te va a recompensar, ahora o… ¡en el más allá!

TODOS TENEMOS ÁNGELES QUE NOS CUIDAN

Pero la verdad es mucho más hermosa e inspiradora. Todos elegimos un plan maestro antes de nacer, con un escenario (padres, amigos, escuela, infancia) diseñado al milímetro con nuestros guías espirituales, que nos va a permitir evolucionar..

Después, los ángeles que nos cuidan, ayudarán a conseguir implementarlo, pero siempre respetando el camino que nuestra alma necesita vivir, en cada momento de la existencia.

Por eso en mis cursos digo que los ángeles no son nuestros jefes, policías, ni salvadores, son… nuestros mejores amigos. Les puedes pedir ayuda, consejo, pero no son tu hada madrina ni pueden vivir por ti.

Una ayuda, que visto como está el mundo, es muy buena recibirla…

PARA SABER MÁS

LIBRO LAS ENSEÑANZAS DE LOS ÁNGELES

CURSO ONLINE ÁNGELES I